Son insuficientes los recursos para libros de texto gratuitos: Carlos Anaya

 
 
 
Los editores de libros de texto gratuitos del país esperan captar dinero de los subejercicios que resulten durante el primer trimestre del año para producir y distribuir libros a las escuelas públicas de los niveles preescolar, primaria y secundaria, señala en entrevista a Crónica, Carlos Anaya Rosique, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana (Caniem).
 
“El tema del presupuesto para la dotación de libros de texto gratuito en el que planteábamos la necesidad de que se ampliara, no logramos que se moviera, no se lograron los 3 mil 300 millones de pesos aproximadamente que tendrían que ser los recursos que necesita la Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuitos (Conaliteg) para cumplir con los cinco programas: educación primaria, secundaria, telesecundaria, educación indígena y braille”, comenta.

De esos 3 mil 300 millones, añade, se otorgaron mil 960 millones, es decir, faltan mil 340 millones de pesos.

“Nos hacen falta a todos los integrantes de todo este gran programa y proyecto que se llama Libro de Texto Gratuito para la Educación Básica, eso es algo difícil porque aún no sabemos, estamos en negociaciones con las diversas dependencias: ¿cómo se va a cubrir la dotación de libros para los 26 millones de alumnos que tiene el sistema educativo nacional en educación básica?”, precisa Anaya Rosique.

— ¿Hay algún plan en caso de no conseguir los recursos?

—Prefiero ser optimista. Es una cuestión compleja. Pienso en algo que el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo a los titulares de las distintas secretarías y dependencias del gobierno federal: que se harían evaluaciones trimestrales para ver los subejercicios de gastos y recuperar esos recursos para asignarlos a aquellas dependencias y organismos que lo necesitaran.

“La Conaliteg no va a tener subejercicio, al contrario, va a requerir de todos esos apoyos para poder cumplir con sus programas, programas del propio gobierno federal”, responde.

— ¿Tienen alguna noticia de la reforma educativa?

—Tenemos muy claro porque lo ha dicho el Secretario de Educación, que habrá nuevos libros. Esto lleva su tiempo, no se construyen libros ni programas de la noche a la mañana, estamos completamente convencidos de que están haciendo nuevos programas y entonces ahí estaremos como siempre para colaborar y participar.

Carlos Anaya Rosique adelantó que el 27 de febrero se realizará el Primer Foro sobre políticas de la red del libro. Problemas críticos y soluciones factibles, en las instalaciones de la Caniem: Holanda 13, San Diego Churubusco, Ciudad de México.

“Será un foro donde invitamos a legisladores, funcionarios públicos de Hacienda, Economía, Relaciones Exteriores y sectores de la sociedad civil para dialogar y poder entender cuáles son las políticas públicas que de manera integral debería tener el sector. No es el foro de la Caniem, es de la industria que propicia el diálogo para que de una vez veamos el conjunto de la industria para hacer una política pública integral, esa es la propuesta del foro”, detalla.

Sobre la propuesta de la secretaria de Cultura federal, Alejandra Frausto, de convertir la red de bibliotecas en un semillero cultural, Anaya Rosique opina que es un proyecto que la Caniem apoyará.
 “Estoy de acuerdo con la secretaria en la importancia, hay una red aproximadamente de 7 mil 420 bibliotecas, es muy grande pero lo que se requiere es inversión, eso es lo que nos hace falta. No puede ser que las bibliotecas se surtan por donaciones, lo que las bibliotecas deben tener es presupuesto suficiente, inversión, para que se vuelvan esos espacios de cultura que ayuden a
la reconstrucción del tejido social que en los últimos años quedó devastado”, indica.

Anaya Rosique señala que la Secretaría de Cultura contará con la industria editorial para el proyecto  de semilleros culturales. “Es cierto que las bibliotecas son el gran espacio, pero también pensemos que las bibliotecas tendrían que trabajar cuando menos hasta las 10 de la noche porque la gente trabaja y sale a las 6 de la tarde”.

—La secretaria de Cultura dijo que dotaría a las bibliotecas de internet…

—Las bibliotecas tienen toda esa posibilidad, que tengan internet y que la gente pueda consultar libros a través de ello me parece extraordinario. Pero ¿cómo se adquieren esos libros?, eso es lo que hay que pensar, ¿cómo le vamos a hacer?, porque no se puede pensar que al haber internet se incluirá ahí toda la información y todo será gratuito. No, hay un principio básico que se debe de
respetar: el derecho de autor. 

Reyna Paz Avendaño