Pide OCDE financiar educación superior

 

El organismo también alertó que en México la asignación del presupuesto para las instituciones públicas de educación superior obedece a negociaciones y no a fórmulas preestablecidas, que responden al modelo ideal para el sector.

El estudio El Futuro de la Educación en México, presentado ayer por el secretario general, José Ángel Gurría, advierte que no existe una relación directa entre los recursos que reciben las universidades, su matrícula y sus diversas actividades o resultados. “La asignación de recursos públicos a las instituciones públicas de educación superior no se basa en fórmulas, sino en los costos históricos y negociaciones”, aseveraron los especialistas en el documento.

En tanto, señalan que el sistema de asignación carece de transparencia y conduce a diferencias injustificadas en el financiamiento por estudiante entre subsistemas y dentro de ellos. En un evento en la Secretaría de Educación Pública (SEP), frente al nuevo titular de la dependencia, Esteban Moctezuma, el secretario general de la OCDE llamó a “garantizar la equidad”. Al tiempo que resaltó que dicho principio también requiere “recursos financieros adecuados y bien utilizados”.

El estudio detalla que en 2015 el gasto anual por estudiante en instituciones de educación superior públicas del país fue de aproximadamente 9 mil dólares ajustados por la paridad de poder adquisitivo, lo que significa cerca de un tercio del nivel en Estados Unidos. También, indica que el porcentaje de jóvenes con educación superior es inferior al promedio de la OCDE; pues el 23 por ciento de personas que oscila entre los 25 y 35 años cuenta con ese nivel educativo, pero el promedio actual del organismo es del 43 por ciento.