Inequidad educativa y pobreza subsisten en México

El Sistema Educativo Nacional (SEN) se desenvuelve, de acuerdo con el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), en un contexto socioeconómico muy desigual entre regiones y personas. “México padece de muchos problemas sociales que impactan su SEN: pobreza, inequidad y falta de inclusión son algunas de las más importantes.

“Las condiciones sociales y educativas del país se traducen en niveles insatisfactorios de aprendizaje y en una oferta escolar muy inequitativa, lo que por hoy impide romper el círculo de la pobreza”, sostuvo el INEE.

En su informe más reciente sobre el estado que guarda la educación obligatoria en el país, el organismo autónomo refirió, por ejemplo, que “se han logrado lentos avances en la disminución” de las brechas de analfabetismo porque “los grupos más vulnerables siguen manteniendo una situación desfavorable respecto al promedio nacional”.

Los resultados de distintos estudios nacionales e internacionales muestran que, durante la última década, los alumnos, con excepción de los de preescolar, obtienen resultados muy pobres en Lenguaje y Matemáticas.

Así se confirmó hace un par de días al conocerse los resultados del Plan Nacional para la Evaluación de los Aprendizajes. Cifras oficiales indican que con respecto a los estudiantes de educación media superior, un tercio tiene dificultades para comprender textos argumentativos y dos tercios no dominan las habilidades básicas de Álgebra. 

Además de que adquieren conocimientos que exigen un bajo nivel cognitivo, presentan, en grados inferiores, lagunas de conocimientos y habilidades curriculares que dificultan el aprendizaje de conocimientos más complejos en grados posteriores, y caen en un círculo vicioso donde las lagunas de aprendizaje aumentan con el tiempo, lo que contribuye al abandono escolar.

La reforma educativa

La instrumentación de la reforma constitucional en materia educativa, aprobada en el 2013, y que a decir del presidente Enrique Peña Nieto es el principal cambio estructural logrado durante su mandato, permitió al Estado mexicano retomar la rectoría de la educación.

Se pudo también, a partir de dicho cambio, ordenar los procesos de ingreso, promoción, permanencia y reconocimiento de los docentes a través de reglas claras, centradas en el mérito de los docentes, e impulsar un nuevo modelo educativo más inclusivo.

Entre los retos en materia educativa, el INEE apuntó que el gasto del sector sigue siendo opaco, sobre todo el de las entidades federativas y el que proviene del sector privado, que falta mejorar la distribución del gasto federal y estatal, y que la evaluación docente presenta desafíos.

Educación en cifras:

  • La escolaridad promedio de los mexicanos era, en el 2015, de 9.2 grados. En 1960 era de 2.5 grados.
  • Aumentó cerca de 1.2 grados cada 10 años.
  • En el 2015 cerca de 6% de la población mayor de 15 años era analfabeta.
  • El analfabetismo se ubicaba en más de 12% en 1960.
  • Disminuyó cerca de 3 puntos porcentuales cada década.
  • El Sistema Educativo Nacional de nuestro país es uno de los más grandes del mundo.

     - De poco más de 36 millones de alumnos, 30.9 millones cursan la educación     obligatoria.

     - 1.5 millones de docentes atienden al alumnado en alrededor de 243,000 escuelas públicas.

     - Desde el 2014, a partir de la implementación del Servicio Profesional Docente, han ingresado al sistema educativo nacional aproximadamente 153,000 maestros y más de 34,000 fueron promovidos.

 

Pobreza en México:

  • La población mexicana con ingreso inferior a la Línea de Bienestar Mínimo —valor monetario de una canasta alimentaria básica— suma 21.4 millones de mexicanos (17.5 por ciento).
  • Dicho valor mensual se ubicó, en octubre pasado, en 1,072.36 pesos en el medio rural y en 1,513.59 pesos en el urbano.
  • La población con ingreso inferior a la Línea de Bienestar —valor monetario de una canasta alimentaria y no alimentaria de consumo básico— es de 62 millones de personas (50.6 por ciento).

4 de cada 10 mexicanos son pobres

En México, 53.6 millones de personas viven en situación de pobreza (43.6%) y 9.4 millones en pobreza extrema (7.6 por ciento).

Del total de 58.2% de mexicanos que viven en pobreza, en las poblaciones rurales 40.8% sufre pobreza moderada y 17.4% pobreza extrema; de 39.2% de las zonas urbanas, 34.4% padece pobreza moderada y 4.7% pobreza extrema.

Datos oficiales del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) revelan que entre el 2014 y el 2016, 1 millón 923,405 mexicanos abandonaron la pobreza, aunque entre el 2012, año en que inició el sexenio peñista, y el 2014, la cifra se disparó de 53.3 millones (45.5%) a 55.3 millones de ciudadanos (46.2%) en pobreza.

Mientras que en pobreza extrema, hace seis años, en el 2012, sumaban 11.5 millones (9.8%); en el 2014, 11.4 millones (9.5%), y 9 millones 375,581 mexicanos en el 2016.

“Quienes reciben los ingresos más bajos o viven en zonas rurales son los que ven más vulnerado el ejercicio de su derecho a la alimentación”, señaló el Coneval.

Agrega que la informalidad es uno de los principales factores que afectan la economía, debido a que la mayoría de las empresas son pequeñas e informales y absorben una gran parte del empleo.