La SEP contará con un consejo consultivo para la toma de decisiones

El próximo titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Esteban
Moctezuma Barrgán, aseguró que para consolidar la participación de diversos
sectores de la sociedad en la toma de decisiones en materia educativa, creará a
partir de diciembre próximo un consejo consultivo en dicha dependencia, el
cual no será vinculante, porque no quiere decir que vaya a remplazar a la
autoridad, pero sí va a estar el secretario obligado a discutir, analizar y escuchar a
este grupo.

Al participar en el Foro de Liderazgo e Innovación Prescolar, convocado por
Fundación Banorte, aseguró que dicho consejo será una especie de memoria de
por qué se tomaron las decisiones y se aplicará también en los estados.
Ante docentes de preescolar detalló las principales acciones que emprenderá
a partir del primero de diciembre, cuando dé prioridad al tema de equidad y
calidad educativa. Adelantó que habrá una evaluación diagnóstica de los docentes
en servicio para determinar los cursos de capacitación que recibirán.
Moctezuma Barragán insistió en que las políticas públicas en materia
educativa no se deben tomar con un criterio sexenal. Es por ello, dijo, que en la
SEP vamos a iniciar en diciembre un consejo consultivo que va a ser incluso
sustentado en la ley para que todas las decisiones que se tomen se discutan ahí.
Recordó también que desde 2006 hasta su designación como titular del sector
el país ha tenido ocho secretarios de Educación: ni la selección nacional cambia
tanto de entrenador, afirmó.

En cuanto a las acciones que emprenderá incluyó la reinterpretación de
nuestra historia, pues aseguró que nos han dicho siempre que nos conquistó un
sifilítico, que conquistó a un pusilánime y que en medio había una prostituta, eso
es lo que dicen de Cortés, Moctezuma y la Malinche, y no es cierto. Venimos de
grandes personajes, de grandes civilizaciones que tenían conocimientos
realmente impresionantes cuando otros países estaban en pañales. Debemos
conocer nuestro origen y enorgullecernos para pasado y que nos pertenece un gran futuro.