La UNESCO consulta a sus Estados Miembros y Miembros Asociados sobre el futuro de la Educación para el Desarrollo Sostenible

 La UNESCO reunirá las respuestas de sus Estados Miembros y Miembros Asociados sobre estas cuestiones durante unareunión de consulta técnica que tendrá lugar entre el 9 y el 10 de julio de 2018, en Bangkok, Tailandia, y que permitirá el examen de un borrador del documento de posición elaborado por la UNESCO sobre el futuro de la EDS.

¿Por qué es necesaria una nueva orientación de la EDS?
La EDS proporciona a todos los educandos de cualquier edad los medios para hacer frente a los
principales desafíos, tales como el cambio climático, el consumo sostenible o la pobreza, algo que hace de la EDS una herramienta esencial para dotar de un futuro sostenible a la población y al planeta. La UNESCO ha alentado la EDS como elemento clave de una educación de calidad y ha coordinado
el Decenio de las Naciones Unidas de la Educación para el Desarrollo Sostenible (DEDS, 2005-2014),
mejorando la visibilidad de la EDS y sensibilizando a las personas sobre estas cuestiones.
Cuando el DEDS llegó a su fin en 2014, la UNESCO aprovechó la oportunidad para presentar
elPrograma de Acción Mundial para la EDS, cuyo objetivo es reforzar en el terreno la acción en el
ámbito de la EDS. El Programa fue reconocido por la Asamblea General de las Naciones Unidas como
programa de seguimiento oficial del DEDS, y culminará en 2019.

Anticipando la culminación del Programa de Acción Mundial, y respondiendo a la petición del Consejo
Ejecutivo de la UNESCO en su 204a reunión, la UNESCO prepara la orientación futura de la EDS. La
orientación futura propuesta estará vinculada específicamente a la Agenda 2030 para el Desarrollo
Sostenible y a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). La EDS es parte de la meta del ODS 4.7
sobre educación y,como reconoció recientemente la Asamblea General de las Naciones Unidas, se trata de un catalizador crucial para la aplicación de todos los ODS.
Con miras a preparar la orientación futura de la EDS, la UNESCO hace hincapié en la manera en que la EDS puede reflejar mejor los nuevos retos y desafíos. ¿Qué se necesita, por ejemplo, para brindar a los educandos los medios para que actúen de forma transformadora con miras a crear una sociedad
sostenible? ¿Cómo la EDS puede incidir de manera eficaz en las causas estructurales, y tener, por
ejemplo, un impacto más directo en los modos de consumo sostenible? ¿Cómo hacer que la EDS sea
más pertinente en los entornos pobres? ¿Y cómo influyen los cambios tecnológicos omnipresentes en la enseñanza de los principios de sostenibilidad?

¿Quiénes son consultados?
Durante los dos últimos años, la UNESCO ha organizado simposios de expertos en cuatro regiones
diferentes con miras a examinar qué camino debe seguir en el futuro la EDS. En total, más de cien
expertos y 150 asociados han participado en los simposios. Basándose en las contribuciones obtenidas en estos simposios y enel examen de mitad de periodo del GAP, la UNESCO elaboró un documento de posición que propone una nueva orientación para la EDS.Se compartió con los principales asociados del GAP la versión preliminar del documento, y los comentarios que éstos hicieron fueron incluidos en la versión revisada del proyecto.
En el marco de esta reunión de dos días de duración, en Bangkok, Tailandia, la UNESCO se esforzará
por recopilar las contribuciones de sus Estados Miembros y Miembros Asociados del proyecto de
documento de posición. Se espera participen en el evento, financiado generosamente por el Gobierno
de Japón, unos 250 participantes de más de cien Estados Miembros, fundamentalmente responsables
de ministerios de educación y de otros ministerios.
 
¿Qué ocurrirá después?
Después de la reunión de julio en Bangkok, el documento de posición será objeto de una nueva revisión.
Durante el segundo semestre de 2018, se llevarán a cabo otras consultas en línea entre la población en general, con miras a presentar el documento de orientación final para que sea aprobado por el Consejo
Ejecuticvo de la UNESCO (en abril de 2019), y por la Conferencia General de la UNESCO (en
noviembre de 2019), y finalmente, por la Asamblea General de las Naciones Unidas, en el otoño de
2019. El nuevo programa de la EDS, basado en el documento de orientación, entrará en vigor a
principios de 2020 y abarcará el periodo hasta 2030, conforme al plazo establecido para la consecución de los ODS.