INEE Fundamental, considerar la importancia de la educación para el desarrollo de México


Al opinar sobre las propuestas de los candidatos presidenciales para atender la desigualdad y elevar la calidad de la enseñanza, dijo que el debate se ha centrado en el concepto de la reforma educativa, en abstracto, y destacó que, aunque el tema de la educación no es el central de las campañas, está presente.

En el evento organizado por El Consejo Mexicano de Investigación Educativa  A.C. (COMIE), señaló que todo  gobierno debe revisar lo que se ha hecho, cambiar lo que está  mal,  pero continuar con lo que ha funcionado para impulsar la mejora en educación.
Recordó que la Junta de Gobierno del INEE presentó el documento Educación para la Democracia y el desarrollo de México, a través del cual se dan propuestas  para elevar la calidad de la educación obligatoria que se imparte en el país, evitar la inequidad y situaciones de injusticia y exclusión social.
 En él se considera  a  la  evaluación  como  un  proceso  ineludible  para  alcanzar  la  calidad  educativa, subrayó. Comentó que a pesar de los notables avances que ha tenido el Sistema Educativo de México, todavía hay grandes tareas que realizar, sobre todo en la mejora de la calidad de la educación que ofrece.
Dijo que el sistema educativo sigue avanzado en garantizar la asistencia de todos los niños y jóvenes a los centros escolares de educación básica y media superior,  pero no se tiene aún la cobertura completa  y  tiene  asuntos  pendientes comomejorar la  permanencia  en  los  centros  escolares,  la conclusión de los niveles educativos y la mejora del aprendizaje de los estudiantes.
Dio a conocer que si bien México ocupa los últimos lugares de desempeño en  PISA en los países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE),  se han registrado avances en el aprendizaje de quienes tienen un desempeño insuficiente, lo que representa un dato alentador.
Ante docentes e investigadores, comentó que los resultados de las evaluaciones  reflejan otros problemas del sistema educativo: la desigualdad de recursos en las escuelas, el débil liderazgo de sus directivos, la  existencia  de  contextos poco propicio  para el  aprendizaje, una supervisión  escolar centrada en la tarea administrativa y alejada de los asuntos pedagógicos, la falta de actualización de los métodos educativos y deficiente  formación inicial y continua de los maestros, entre otros.
Como respuesta a la pregunta ¿qué nexos existen entre la desigualdad educativa  y la calidad  de  la educación?, afirmó que si la educación no es de calidad para todos no se está actuando con justicia y se limitan las oportunidades de las personas de elegir y alcanzar las metas que se establezcan.