Secretario de Educación destaca importancia del Politécnico

El secretario de Educación Pública, Otto Granados Roldán, reconoció al Instituto Politécnico Nacional
(IPN) como una de las instituciones académicas más importantes de México y América Latina. En un
comunicado, el funcionario federal agregó que esta institución de educación superior ha destacado en la actividad docente, así como en el campo de la investigación, la innovación y el desarrollo, en un
momento fascinante y complejo, como desafiante e incierto para la educación, la sociedad y el país.
Comentó que los egresados del IPN son ejemplo de los mexicanos que se quieren formar y planteó que con esa energía corresponde al Poli afrontar con calidad, oportunidad y pertinencia los grandes retos del siglo XXI, en un escenario donde el modelo vigente de la educación superior experimentará una acentuada transición en las próximas décadas. Mencionó que la matrícula nacional de educación
superior ha crecido a gran velocidad en las últimas décadas: en 1960 tenía 30 mil estudiantes, en 2017 llegó a cuatro millones; en 1960 había 157 instituciones de educación superior y en 2017 son casi cuatro mil. Granados Roldán planteó que, en paralelo, el porcentaje de personas desocupadas con algún grado de estudios medio superior o superior es inquietante. “Las brechas entre el perfil de los egresados y las necesidades específicas de los empleadores podrían aumentar en al menos ocho de los 16 principales sectores económicos en los siguientes años, principalmente por razones de pertinencia formativa, calidad y capacidades base”, agregó. En la celebración del Día del Politécnico, en el salón Adolfo López Mateos de Los Pinos, el titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP) explicó que 51 por ciento de los alumnos del IPN cuenta con una beca y más de 62 mil de sus alumnos de nivel medio superior estudian en un modelo de educación dual consolidado. Subrayó que, de los alumnos del instituto, en su nivel superior y posgrado, 87 por ciento cursan programas académicos acreditados; 57 por ciento egresan ya titulados; 74 por ciento de sus profesores de tiempo completo cuentan con estudios de posgrado, y su implantación nacional es creciente con 100 unidades académicas distribuidas en 22 entidades federativas. El IPN, además, es la segunda fuerza de investigación en el país, y una de las seis instituciones nacionales que generan casi la totalidad de solicitudes de patentes de investigadores mexicanos, abundó ante el presidente Enrique Peña Nieto y el director general del Politécnico, Mario Rodríguez Casas. Comentó que diversos fenómenos introducen en la educación superior exigencias crecientes sobre la oferta y la demanda, la inserción laboral, la satisfacción de las expectativas de los egresados y su contribución al país, y, por ello, llaman a todas las instituciones de educación superior y centros de investigación a la reinvención, pero también al sentido común. Es decir, ofrecer una educación pertinente y de extraordinaria calidad; enfocar con mucho mayor precisión, productividad y sentido de anticipación la investigación que se realiza; fortalecer de manera más exigente y mejor medida la vinculación con el entorno social y económico nacional e internacional, y, en síntesis, dar a sus estudiantes, a sus padres y al país lo que esperan de sus instituciones académicas, concluyó.