Día del maestro cumple 100 años de ser conmemorado en México

El Día del Maestro se celebró por primera vez en México el 15 de mayo de 1918 y
desde entonces, año con año, se recuerda con cariño a aquellos formadores de
conciencias, promotores sociales y actores que con su ejemplo invitan a la
superación personal y luchan contra la ignorancia para abatir el rezago educativo.
Esta celebración varía de día en el mundo, pues la Organización de las Naciones
Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) instituyó el 5 de
octubre como el Día Mundial del Maestro.
Como un homenaje a los hombres y mujeres que participan en la conformación de
un mejor futuro de miles de niños se instituyó el Día del Maestro, que este 15 de
mayo cumplirá un siglo de celebrarse.
Desde 1917, en México se reconoció la importancia del docente y su labor, que,
con esfuerzo, entrega, dedicación y compromiso, guían y acompañan a sus
alumnos por el mundo del aprendizaje, ayudándoles a descubrir y desarrollar su
potencial.
En ese año, los diputados Benito Ramírez y Enrique Viesca propusieron ante el
Congreso de la Unión que el 15 de mayo se instituyera como el Día del Maestro,
iniciativa que fue aprobada y su decreto fue firmado por el entonces presidente
Venustiano Carranza.
Existen múltiples personajes a lo largo de la historia de México que con su
intervención enriquecieron la educación, sus procedimientos y sus alcances en
México.
Entre los más destacados se encuentran José Vasconcelos, Jaime Torres Bodet,
Agustín Yáñez, Antonio Caso, Aurelia Guevara, Columba Rivera, Dolores Rubio
Ávila, Gabino Barreda, Guadalupe Sánchez, Ignacio Manuel Altamirano, Lauro
Aguirre, Ma. Asunción Sandoval de Zarco, María Lavalle Urbina, Matilde Montoya,
Soledad Régules y Vicente Lombardo Toledano, entre otros.
Además, esta fecha, coincide con el aniversario de la toma de Querétaro y el
santoral católico que celebra la fiesta de San Juan Bautista de La Salle, un
sacerdote, teólogo y pedagogo que consagró su vida a la formación de maestros
que se dedicaban a la educación de hijos de artesanos y niños de escasos
recursos