México avanza en cobertura y equidad educativa

El informe de la OCDE destaca “un progreso significativo en la cobertura, el
fortalecimiento de la profesión docente"; que coincide con la implementación de
la Reforma Educativa, señaló la Secretaría de Educación Pública. 

En su Perfil de la Política Educativa de México 2018, la Organización para la
Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) destaca “un progreso
significativo en la cobertura, el fortalecimiento de la profesión docente y el
reconocimiento del derecho a una educación de calidad” apunta la Secretaría de
Educación Pública (SEP). 
En su versión 2018, el informe de la OCDE coincide precisamente con el
lanzamiento e implementación de la Reforma Educativa, por lo que la mayoría de
los hallazgos “positivos” están vinculados con sus ejes y prioridades, dice la
dependencia. 
En materia de equidad y calidad el informe apunta a que, si bien el desempeño de
los estudiantes mexicanos aún presenta oportunidades de mejora comparado con
otros países de la OCDE, los resultados en matemáticas han aumentado, en
promedio, en 5 puntos cada 3 años entre el 2003 y el 2015 y los de ciencias se
han incrementado en promedio en 1.7 puntos. 
Se destaca el progreso significativo en la ampliación de la cobertura en el nivel
preescolar en México, y que se ha casi duplicado desde el 2005. 
Las políticas implementadas también han favorececido la equidad como la
ampliación de la educación obligatoria para incluir a la educación media superior,
el hecho de que los alumnos tengan hasta los 15 años de edad (más tarde que el
promedio de la OCDE) para tomar la decisión de la trayectoria educativa a seguir
y los padres cuenten con opciones de escuelas disponibles en sus áreas. 
La SEP considera que el informe de la OCDE reconoce la flexibilidad introducida
por el Nuevo Modelo Educativo, el impacto del Programa para la Inclusión y la
Equidad Educativa en las escuelas que ofrecen servicios educativos a
comunidades con grupos en desventaja, y el mayor énfasis del programa
PROSPERA en la educación inicial, políticas desarrolladas para adaptarse a
contextos diversos y necesidades específicas.
Por otra parte, la OCDE destaca la introducción de la obligatoriedad de la
educación media superior como una de las principales fortalezas en México y el
avance en el aumento de la cobertura (10.7 puntos porcentuales entre el ciclo
2012-2013 y 2016-2017) debe traducirse en una mayor conclusión de los
estudios, y resalta la implementación exitosa del programa Movimiento Contra el
Abandono Escolar, el cual ha demostrado reducir significativamente dicho
fenómeno. 
En materia de escuelas y apoyo a docentes y directivos, el informe reconoce la
implementación en México de reformas comprehensivas encaminadas a fortalecer
la profesión docente y mejorar el liderazgo en las escuelas. 
El documento destaca que las reformas sientan las bases de la profesionalización
a través del establecimiento de nuevas reglas para el ingreso, evaluación,
permanencia y promoción para los docentes y los directivos. 
En materia de evaluación y seguimiento, la OCDE señala la introducción de un
sistema de evaluación para los maestros, donde las promociones e incentivos se
vinculan con el mérito y la mejora en las escuelas, como un componente
importante en materia de evaluación. 
Finalmente, en materia de gobernanza del sistema, la OCDE reconoce que
atender las necesidades educativas en un país altamente poblado,
descentralizado y diverso en términos geográficos, culturales y socioeconómicos
es un gran desafío, por lo que apunta a tres estrategias impulsadas por el
Gobierno de México que contribuyen a fortalecer la capacidad del sistema para
impartir una educación de calidad desde la creación de cinco regiones educativas
que busca incrementar la interacción y la coordinación con los 31 estados y la
Ciudad de México con sistemas educativos autónomos encargados de la
operación de los servicios de educación básica.