Dominio de idiomas, uso de las TIC, y formación humanista; retos de la educación en México

Es necesario que el país responda al actual imperativo ético y pedagógico que indica que
todos los centros educativos deben formar a los estudiantes como especialistas y
profesionistas de clase mundial, y con esto México pueda formar parte de una globalización
académica, para hacer frente a los retos educativos vigentes entre los que destacan el
dominio de hasta un tercer idioma, el uso de las tecnologías de la información, la aplicación de
los grandes avances de la ciencia y el reforzamiento de la formación humanista; así lo
comentó Octavio Arellano Reyna, delegado de la Secretaría de Educación Pública en la
entidad al dictar la conferencia magistral “La emoción de educar y el nuevo modelo educativo”
en la Universidad Autónoma de Aguascalientes (UAA).
Tras reconocer los retos impostergables que el país enfrenta en esta materia, Arellano Reyna
expuso que desde hace cinco años se ha puesto en marcha diversas reformas estructurales
como la educativa que busca trazar un camino que de responda a dichos desafíos; aunado a
esto, señaló que, para cerca del 70 por ciento de la población, resulta necesaria esta reforma;
y para el 79 por ciento es válido que el magisterio participe en el proceso de evaluación para
ingresar y permanecer en el servicio docente; lo cual habla de la importancia social que
representa actualmente para el país este tema.
Noticias Educativas
Indicó que el Nuevo Modelo Educativo ha logrado implementar diversos programas que han
beneficiado a todos los niveles educativos, sin embargo, para que una política de este tipo sea
exitosa, se le debe dar una continuidad, pues la educación es transgeneracional y no otorga
resultados efectistas, pues los logros se observan a través de los años, como en el caso de
potencias pedagógicas como Finlandia y Singapur.
Arellano Reyna mencionó que este nuevo modelo debe integrar a una comunidad educativa
en donde no sólo se involucre a estudiantes y docentes, sino también a las familias, los demás
sectores sociales y productivos, para así lograr posicionar una política incluyente, pues el tema
de la educación debe ser de interés común para todos los mexicanos.
El delegado de la SEP en la entidad señaló que también es necesario recuperar el poder las
aulas a partir de la buena presencia académica e intelectual de los maestros, recuperar su
compromiso ético y pedagógico, aunado a que conozcan este nuevo modelo y continúen
capacitándose ya que, hasta este momento, más de 600 mil profesores de los más de dos
millones en el país ya dominan el contenido de este nuevo modelo.
Señaló que las claves para elevar el nivel de educación en el país son erradicar la indiferencia
social, no practicar la improvisación docente en ningún nivel, así como ser entusiastas ante
esta nueva política estructural.