Con apoyo de la Fundación Slim, la SEP diseña estrategia para PISA

La estrategia de reforzamiento de aprendizajes creada por la Secretaría de
Educación Pública (SEP) como mecanismo de capacitación, entrenamiento y
motivación de estudiantes de 15 y 16 años ante la próxima aplicación del
Programa Internacional para la Evaluación de los Alumnos (PISA, por sus siglas
en inglés), no sólo contempla impartir en el aula sesiones de reforzamiento de al
menos 80 minutos, sino también que los adolescentes se entrenen con pruebas
de familiarización en línea para aprender a responder el examen PISA 2018.
Con el apoyo de la Fundación Slim, la SEP incentiva a estudiantes y docentes
a realizar prácticas de reactivos y problemas en un portal electrónico, y propone
que los docentes tomen el curso Familiarizándonos con PISA a partir de este mes.
De acuerdo con un calendario difundido por la SEP, en la estrategia de
fortalecimiento de aprendizajes y competencias Aplícate 2018, se propone la
realización de una primera prueba ensayo para alumnos del 5 al 9 de marzo, y
una segunda del 12 al 18 de abril, como esquema de preparación para la
evaluación estandarizada PISA 2018, cuyos resultados se darán a conocer en
2019.
A ello se suma, que los maestros de tercer grado de secundaria y primer año
de bachillerato cuentan con guías, propuestas didácticas para el desarrollo de
competencias y cursos para fortalecer su desempeño en el proceso de enseñanza
y en la incorporación de las competencias que evaluará PISA 2018 en su
aplicación internacional del 23 de abril al 11 de mayo.
De acuerdo con los resultados de la prueba en 2015, en México menos de 1
por ciento de los alumnos de 15 y 16 años que han concluido su educación básica
o cursan su primer grado de bachillerato, se ubica en los niveles más altos de
competencia en matemáticas, lectura y ciencias. En contraste, los alumnos con
bajo rendimiento en matemáticas alcanzan 56.6 por ciento; en lectura, 41.7 por
ciento, y en ciencias, 47.8 por ciento.
En la edición 2018 de PISA, evaluación puesta en marcha en nuestro país
desde el año 2000 por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo
Económicos (OCDE), se prevé que participen, como parte de una muestra
representativa a escala nacional, 293 planteles de secundaria y educación media
superior, aunque la estrategia Aplícate se llevará a cabo en todos los grupos de
tercero de secundaria y primer grado de bachillerato.
En su estrategia de fortalecimiento de los aprendizajes y competencias, la SEP
apunta que el propósito es que se garanticen mejores resultados en las pruebas
estandarizadas y el dominio de las mismas para el tránsito exitoso entre niveles
educativos.