SEP integrará a 10 mil jóvenes a modelo dual


25- enero-2018.- El programa busca elevar la competitividad de los estudiantes y disminuir el
desempleo, asegura Tuirán, subsecretario de la SEP; retoma la experiencia alemana,
dice Rodolfo Tuirán en un seminario en el INEE, en octubre. 
Iniciado en México desde hace cuatro años, con un acuerdo firmado entre el
gobierno de Alemania y la Secretaría de Educación Pública (SEP), el Modelo
Mexicano de Formación Dual (MMFD) permite que un mayor número de jóvenes
preparatorianos se capaciten en distintas empresas al mismo tiempo que estudian;
este año se espera que se integren a este modelo 10 mil estudiantes.
“Lo que se busca es que los jóvenes desarrollen adecuadamente sus competencias
profesionales antes de egresar de la educación media superior. En 2017 tuvimos
cinco mil estudiantes y en 2018 se duplicará esta cifra, y así, gradualmente, escalará
hasta convertirse en la modalidad de formación de los jóvenes”, explicó en entrevista
con La Razón el subsecretario de Educación Superior, Rodolfo Tuirán.
El punto central es que este modelo permite, en gran parte, abatir de manera
significativa el desempleo y el subempleo de los jóvenes, agregó el funcionario.
 El Dato: El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) es el organismo que
vincula a las empresas con las autoridades educativas.
Este esquema combina la formación académica tradicional en la escuela con la
práctica en la empresa, bajo el principio de “aprender haciendo”, y pueden participar
los alumnos de todos los subsistemas de educación media superior.
Resaltó que este modelo está inspirado en las experiencias alemana y suiza, donde
ha probado su efectividad. “En Alemania, 60 por ciento de los jóvenes cursa una
formación dual; en Suiza 70 por ciento y en Austria, 40 por ciento, lo cual explica no
sólo la alta productividad laboral y potencia industrial del país, sino también por qué
tiene una de las tasas de desempleo juvenil más bajas entre los países
desarrollados”.
Agregó que el programa está dirigido a los bachilleratos tecnológicos, como Conalep,
DGTI, DGTA y CECyTES, entre otros, que cuentan con distintas especialidades, lo
que ayuda a los empresarios a contar con mano de obra calificada, de acuerdo con
sus necesidades específicas.
Tuirán mencionó lo que considera son las tres ventajas principales del MMFD:
favorece el diálogo social y la cooperación, con miras a detonar la competitividad; las
empresas fungen como inversionistas en la educación; y la tercera es que el modelo
dual no descuida la apropiación de competencias genéricas y disciplinares entre los
estudiantes, aunque exige adecuaciones curriculares.
Destacó que son más de 500 empresas las que se han incorporado al proyecto.