FINLANDIA. DESTACA SISTEMA POR SER INCLUYENTE Y 100% PÚBLICO EN TODOS LOS NIVELES

6. Dic. 2017- HELSINKI.- Como buscando la receta secreta para el éxito de la educación,periodistas, profesores y hasta padres de familia de todo el mundo acuden a colegios de Finlandia. Todos con las mismas preguntas:
¿Cuál es la clave de su modelo? ¿Qué tanta libertad le dan a los alumnos?
¿Cómo ejercen su autoridad? ¿Cómo es el trato con los padres de familia? ¿Los dejan usar celulares en clase? ¿Es cierto que ya no los enseñan a escribir ante las nuevas herramientas y necesidades tecnológicas? ¿Cómo manejan las
emociones?
El éxito de los alumnos finlandeses en las evaluaciones de PISA -en matemáticas, ciencia y lectura- le han dado gran popularidad al modelo educativo del país nórdico. A tal nivel que algunos colegios ya están acostumbrados a recibir visitas de periodistas extranjeros, los maestros a dar entrevistas y los pequeños a ser fotografiados en clase. 
En Finlandia no hay primarias, secundarias o universidades privadas. Todo es
público y todos -tanto nacionales como foráneos, ricos o pobres- tienen derecho a la educación.
Además, los materiales y la comida -un menú sano y balanceado- son gratuitos. A los alumnos se les garantiza el transporte, no usan uniforme y las instalaciones son de calidad.Sin embargo, no existe una receta secreta tal cual para compartir al mundo. La respuesta a todas aquellas preguntas es más sencilla de lo que parece: respeto al profesorado, afirman en el país nórdico. 
Ser maestro sigue siendo una de las profesiones favoritas y más populares entre los estudiantes (finlandeses). Cuando (a los alumnos) les preguntan: ¿Qué quieres hacer cuando seas grande?; Ellos responden: profesor, contó a REFORMA Erja Schunk, profesora de español de la Escuela Normal de Viikii, que va de preescolar a preparatoria.
En este trabajo hay mucha independencia y libertad porque podemos elegir los materiales que usamos, los métodos. No estoy obligada a comprar ciertos
manuales o a seguir el plan de estudio, aclaró. 
Pero ser docente en Finlandia no es cosa fácil. Su preparación requiere una
especialidad y hasta 5 o 6 años de estudio, incluso para los que trabajan en
guarderías o jardines infantiles, aclaró Schunk. 
Eso sí, la paga es buena (de 30 a 40 mil pesos mensuales) y los profesores
adquieren la categoría de funcionarios públicos de la municipalidad. 
Si bien el modelo es difícil de copiar, no deja de inspirar a muchos.
Ése es el caso del Colegio Finlandés de México, que cuenta con tres planteles a nivel nacional y su personal ha viajado a Helsinki para recibir jornadas
pedagógicas intensivas.
Martha Mondaca, su directora general, destaca cuatro aspectos que sus colegios toman del modelo finlandés: pocas tareas en casa para que los alumnos tengan tiempo para jugar, horarios de receso entre clases, evaluaciones personalizadas no numéricas y el desarrollo de la inteligencia emocional. 
Somos pioneros en la implementación del programa Kiva, antibulling, que se aplica en la mayoría de las escuelas en Finlandia y que está comprobado que
tiene excelentes resultados al disminuir de forma importante el acoso escolar (...)
También trabajamos con educación para la paz", explicó.
Erja Schunk, profesora de español de la Escuela Normal de Viikii, en Helsinki
Ser maestro sigue siendo una de las profesiones favoritas y más populares entre los estudiantes (finlandeses). Cuando (a los alumnos) les preguntan: ¿Qué quieres hacer cuando seas grande?; Ellos responden: profesor.