IMSS impulsa lectura desde la primera infancia con programa en guarderías

Generar el hábito de la lectura, desarrollar habilidades de lenguaje, fomentar la creatividad y la curiosidad en la primera infancia son los propósitos del Programa de Lectura en Voz Alta en Guarderías del IMSS, señaló Gabriela Rubio Jiménez, Jefa del Área de Psicopedagogía de Guarderías del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Este Programa, dijo, está implementándose  en las 1,417 guarderías en todo el país y consiste en leer en voz alta durante 15 minutos al día a 198 mil 549 niñas y niños para atrapar su atención, con una voz modulada, gesticulaciones y representaciones que ponen en movimiento la actividad de pensar, lo que genera experiencias de aprendizaje ricas en estímulos que inciden en el desarrollo cognitivo y afectivo de los niños.

La lectura apoya procesos que permiten llegar a un mejor desarrollo del lenguaje, afirmó.

Señaló que esta actividad se registra de manera diaria en el formato de Planeación de Acciones Pedagógicas que se encuentra en cada sala de atención con que cuentan estas instancias, por las oficiales de puericultura o Asistentes Educativas de las Guarderías IMSS.

Gabriela Rubio detalló que el programa tiene tres líneas de acción: leer en voz alta a los niños al menos una vez al día, de preferencia 15 minutos; hacerlo a todos los niños desde los de 43 días de nacidos hasta su egreso de la guardería, y considerar que cualquier lugar y momento es apropiado para la lectura.

Detalló que el programa está estructurado para los agentes educativos de las guarderías que atiende directamente a los niños y niñas y que cuentan con títulos para primera infancia y estrategias para llevar la actividad a cabo de forma adecuada.

Refirió que tienen alrededor de 250 títulos infantiles que pueden ser elegidos por las guarderías con imágenes y textos que favorecen la sensibilidad y creatividad en los niños, lo que les permite desarrollar habilidades lectoras, imaginativas y creativas, incidiendo transversalmente en otras áreas como el lenguaje o incluso lo emocional.

En este sentido, dijo que el momento que se genera alrededor de la lectura, además de ser rico en estímulos, fortalece el vínculo afectivo que es tan necesario para los niños en sus primeros años de vida.

La lectura es un hábito que resulta trascendente si se fomenta desde la infancia, ya que ayuda a su capacidad de pensar con claridad, mejorar la concentración y desarrollar su empatía. Asimismo, favorece las habilidades lingüísticas, sobre todo a quienes se les lee desde el embarazo, resaltó.

Explicó que las neurociencias han demostrado que los primeros años de vida son un periodo crítico en el desarrollo infantil porque es cuando más conexiones neuronales se forman, ya que se dan a un ritmo de 700 a 1,000 por segundo y es necesario aprovechar este potencial.

Además de considerar que hay mayor plasticidad cerebral en la infancia y que ésta es la posibilidad del cerebro de cambiar cuando se proporcionan experiencias ricas y estimulantes como las que provee la lectura, añadió. 

Respecto a las recomendaciones para que los padres de familia fomenten también la lectura en casa, Gabriela Rubio destacó que se han hecho diversos esfuerzos para transmitir a los padres de familia la importancia de realizar la lectura en casa, incluso existe un video tutorial en una plataforma abierto al público en general.

Informó que para el próximo año se proyecta una segunda etapa del Programa en la que se integrarán nuevos títulos y analizarán otras acciones que apoyen el fomento a la lectura.

Con estas acciones, el Seguro Social contribuye a enriquecer el lenguaje de los menores, así como sus habilidades sociales y de lecto-escritura, a largo plazo. Todas las palabras, rimas, cantos y cuentos que recibe el bebé moldean su cerebro y crean conexiones neuronales que tendrán un impacto positivo en su desarrollo, concluyó.