Abandonadas el 84.1 por ciento de las aulas digitales en el país

En el presupuesto 2019, el Gobierno federal destinó una partida de 41 millones de pesos para la Coordinación General de @prende. Sin embargo, en la Secretaría de Educación Pública (SEP) no hay un encargado para darle continuidad al programa y, además, tiene abandonadas 695 (84.1 por ciento) de 826 aulas digitales porque canceló el contrato con la firma que daba los servicios.

Se trata de un contrato que la SEP rescindió en septiembre pasado, entre la empresa Interconecta y el programa Aula Digital @prende 2.0, por el que 220 mil niños se quedaron sin acceder a computadoras, Internet y plataformas educativas.

La Secretaría asignó contratos para 826 aulas digitales para el programa @prende, de las cuales 761 eran para Interconecta, 60 para Operbes y cinco para Axtel. De esos contratos se desprende el de 695 que ya estaban instaladas y que, en septiembre pasado, se rescindió el contrato, dejando escuelas en zonas marginadas, rurales o urbanas, con infraestructura para introducir a estudiantes de primarias en tecnologías de la información, pero sin que puedan hacer uso de las mismas.

 De hecho la empresa Interconecta metió un amparo contra esa cancelación de contrato y el tema sigue en tribunales, mientras tanto las aulas se desaprovechan en estados como Tlaxcala, Colima, Nayarit, Veracruz, Estado de México o Jalisco, donde incluso el vandalismo ha dejado sin equipos a algunas aulas.

“Me acaba de llegar un oficio en el que me dicen que de las aulas que entregué me robaron los equipos”, explica a El Financiero Omar Cuevas, abogado de Interconecta.

El representante de la empresa detalló que, si bien es un problema que se hereda de la administración anterior porque el contrato fue firmado en marzo del año pasado y rescindido en septiembre, cuando ya estaban instaladas y funcionando las 695 aulas, el Gobierno actual podría atender el problema.

“Las aulas continúan porque los seguimos manteniendo con Internet, los chips evidentemente en una proporción diferente, pero las aulas tienen toda la capacidad de echarse a andar. Nosotros tenemos una inversión parada de casi 200 millones de pesos. Pagamos las facturas de Internet, la gente que las llevó… todo eso lo pusimos, lo pagamos y los niños podrían utilizarlas, si hubiera voluntad, porque hay todo lo necesario”, agregó.

Cuevas detalló que aunque quien era la última coordinadora de @prende, Lidia Camacho (quien ahora es directora general de Televisión Educativa), había atendido la queja de la empresa y se estaba empapando del caso, personal de la administración pasada que participó en la cancelación del contrato continúa, entre ellas Elizabeth Argüello Maya, directora adjunta de Operación, Control y Soporte de @prende.

El abogado de Interconecta hace un llamado a la SEP para “echar a andar un proyecto que es para los niños que más lo necesitan” y que “no tengan cerca a esta gente que fue la que hizo las cosas ilegales, quiten a estos funcionarios resquicio del pasado y que empecemos a utilizar toda esta infraestructura en beneficio de los que más lo necesitan”.

En el directorio de @prende y en Declaranet aparece Lidia Camacho como coordinadora general del programa que nació con el extitular de SEP, Aurelio Nuño, y era parte del Nuevo Modelo Educativo, y puesto en marcha por Cristina Cárdenas.

No obstante la nueva administración tiene a Camacho como directora general de TV Educativa, y, de acuerdo con personal de Comunicación Social de la SEP, ahora es un área de TV Educativa la que se encargará del programa.

En entrevista, el titular de la Autoridad Educativa Federal de la Ciudad de México, Luis Humberto Fernández, aseguró a El Financiero que, a diferencia de sexenios anteriores, no se buscará “hacer política con el tema de la tecnología en las escuelas”.