INEE: Existen pruebas de que la evaluación mejoró la educación

El Informe 2019 del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) tiene conclusiones relacionadas directamente con la contrarreforma amlista y las demandas de la Coordinacdora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE): El Instituto asegura que hay pruebas duras de que entre 2014 (año de inicio de las evaluaciones a maestros) y 2018, los profesores que accedieron a una plaza mediante examen de oposición fueron los que desarrollaron mejores estrategias pedagógicas diariamente con sus alumnos.

Además, también a partir de datos estadísticos generados por el proceso de evaluación, conforme pasaban los años, los aspirantes a un puesto de maestro llegaban mejor preparados al examen de oposición.

El Informe, que será dado a conocer formalmente hoy, pero que circuló ayer, luego de ser entregado a la Cámara de Diputados, mostraría así que el moribundo sistema de exámenes de ingreso y ascenso estaba funcionando y era exitoso.

El Informe 2019 del INEE es prácticamente un testamento, pues las rutas trazadas por la presente administración federal, aun en caso de que el acuerdo con la CNTE se demore, no da alternativa: el Instituto desaparecerá.

Como se recordará, la CNTE no se ha conformado con que desaparezcan los exámenes que determinaban la permanencia en el empleo de los maestros (eso está derogado de tajo en la contrarreforma amlista), la disidencia magisterial pide ahora que el escalafón y la antigüedad indiquen automático, sin examen de por medio, quien debe ocupar un puesto en cada escuela.

En su Informe, el INEE parece dar respuesta a lo anterior. Destaca que la aplicación de exámenes permitió, por vez primera, contar con datos para valorar fortalezas y debilidades en el cuerpo docente del país, además de haber propiciado un magisterio más preocupado por prepararse: “estudios apoyados en los resultados y las bases de datos de las evaluaciones muestran que los docentes y directivos que ingresaron al Sistema Educativo Nacional mediante los concurso de 2014 y 2015 emplean en su práctica diaria estrategias exitosas”, se lee en el capítulo que aborda el tema en el Informe 2019, mismo que ya fue presentado a su junta de Gobierno.

Los concursos de oposición son presentados por el INEE como un factor para que los profesores llegaran mejor preparados a una plaza nueva pues “de 2014 a 2018 se observó una tendencia importante a tener mejores resultados en los concursos de ingreso”. El 2014 fue el año de arranque y tan sólo dos años después, en 2016, los docentes que debieron pasar por el examen ya obtenían en promedio 20 puntos más que sus antecesores. En 2017 y 2018 esta tendencia se ratificó.

El Informe abunda en un tema que es el talón de Aquiles del sistema educativo nacional. En las escuelas de educación básica, la brecha entre los alumnos que aprendían y los que se rezagaban era amplia. Hacia los niveles de educación superior esta brecha entre los mejores y los menos buenos se cerraba, aunque evidentemente ya muchos niños y jóvenes habían desertado.

Adicionalmente, el INEE indica (en contrasentido de la contrarreforma amlista) que deben reforzarse los mecanismos para garantizar que el mérito sea lo que permita el ascenso laboral de los profesores; el INE señala que a pesar de la instauración de las evaluaciones “no en todos los casos se han logrado erradicar las prácticas de clientelismo no otros actos de discrecionalidad en este ámbito”.

Es esencial para la mejora de la educación “la evaluación como base de los concursos de ingreso y promoción, pues ha mostrado ser un factor importante para garantizar que los candidatos que ingresan al servicio docente, y los que se promueven a funciones de dirección, supervisión y asesoría técnica pedagógica, posean los conocimientos y las habilidades necesarios a fin de ejercer estas funciones”.

Entre las directrices finales que recomienda el Informe está la rectoría del estado sobre la formación y desarrollo del personal docente… Esa es la discusión que sigue.