Empresas » Empresas

Empresas

 

Evolución de la inteligencia para una formación inteligente

Mejorar las condiciones de aprendizaje y estimular de manera dinámica, creativa y agradable la inteligencia es el recurso del siglo XXI.

Las empresas no crecen si las personas no evolucionan. Este principio organizacional resulta cada vez más evidente en el complejo universo empresarial.

 

Para crear una organización de alto rendimiento, no solo es fundamental usar recursos tecnológicos que apoyen los procesos productivos mediante la optimización e inclusive la mejora. Los resultados, la innovación y el rendimiento, son los medios que necesita la empresa para lograr un alto grado de rentabilidad y productividad.

La inteligencia humana no es un patrimonio de cada persona, sino que es un bien común, evolucionar la inteligencia de sus colaboradores y/o empleados ayudará a que la inteligencia individual capitalice y se transforme en una inteligencia colectiva, trabajando y valorando el factor más importante en la evolución de un sistema; el ser humano.

Programas de estimulación intelectual, socio emocional y neurofisiológica para la productividad.