En 2018-2019 habrá menos exámenes y más retroalimentación para alumnos.

El Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) está a la espera
de que la Secretaría de Educación Pública (SEP) dé a conocer las características
y periodicidad con que se aplicará la nueva evaluación de aprendizajes a partir del
próximo ciclo escolar 2018-2019, toda vez que se prevé una reducción en el
número de exámenes que se podrían aplicar a los alumnos, informó Sylvia
Schmelkes del Valle, consejera del organismo autónomo.
Con la implementación del nuevo modelo educativo, que se aplicará de forma
escalonada a partir del ciclo 2018-2019, que inicia en agosto próximo, también se
genera una forma distinta de calificar y estamos esperando el decreto que nos
diga cómo se piensa hacer eso y cómo cambia respecto al de años anteriores,
pues disminuye su frecuencia, ya que antes se reportaban los avances cada dos
meses.
Agregó que el INEE también elabora el primer reporte sobre la implementación de
la reforma educativa, en colaboración con el Programa de las Naciones Unidas
para el Desarrollo (PNUD), y en el que se incluirá un capítulo dedicado a la
evaluación del propio instituto, la cual dijo, me parece fundamental, porque si
nosotros estamos calificando debemos ser también evaluados.
Schmelkes del Valle, quien acudió a la presentación del libro ¿Cómo mejorar la
evaluación en el aula?, destacó que ésta es una forma de enseñar, de propiciar
aprendizajes, pero no la hemos utilizado como tal, la usamos más para calificar y
no para propiciar formas superiores de pensamiento, no retroalimentamos a los
alumnos, no les decimos aquello que necesitan saber, qué hacen bien y qué no.
En el aula, dijo, se aplican evaluaciones que no son demandantes para los
estudiantes de educación básica y tampoco permiten la retroalimentación de los
menores. Les pones una palomota u ocho de calificación, pero hasta ahí.
Por ello, insistió que con las nuevas condiciones de evaluación, que tiene que dar
a conocer la SEP para dar cuenta de cómo informará sobre el avance en el
aprendizaje de los estudiantes, creo que debemos esperar una disminución de la
frecuencia de las evaluaciones cuantitativas, que se trasmiten por medio de un
número, para poner énfasis en esto que debe ocurrir todos los días en el aula, la
evaluación que le devuelve a los alumnos información sobre cómo mejorar.